Creemos que los jóvenes con cáncer tienen derecho a:

Recibir educación sobre el cáncer y su prevención.

Recibir derivación rápida de sospecha de cáncer y un diagnóstico precoz.

Tener acceso a atención multidisciplinar de médicos especialistas con experiencia en tratamiento de cáncer en este grupo de edad.

Información y acceso a ensayos clínicos y a tratamientos probados con personas de su edad.

Recibir apoyo psicosocial adecuado a su edad.

Tomar decisiones, tras una explicación completa, de todas las opciones de tratamiento y efectos a largo plazo participando activamente en su cuidado.

Tener acceso a tratamientos y servicios especializados en instalaciones apropiadas junto a otros pacientes de su edad.

Eliminación de toda discriminación durante y después del tratamiento tanto en la educación, como en el trabajo y en la sociedad.

Preservar su fertilidad.